Grados

Grado en Psicología

El objetivo general del título de Grado en Psicología por la Universidad de Oviedo es formar, a un nivel general y no especializado, profesionales con los conocimientos científicos necesarios para comprender, interpretar, analizar y explicar el comportamiento humano y con las destrezas y habilidades básicas para evaluar e intervenir en el ámbito individual y social a lo largo del ciclo vital, con el fin de promover y mejorar la salud y la calidad de vida. Todo ello desde el compromiso con los principios éticos y deontológicos de la profesión de psicólogo. La formación especializada en los diferentes ámbitos de la Psicología se abordará en la formación de postgrado. El Grado de Psicología cuenta con un número limitado de plazas que se sitúa en 120.
Guías docentes: aquí

Distribución de créditos:

  • Formación básica: 60
  • Obligatorios: 138
  • Optativos: 24
  • Prácticas externas obligatorias: 12
  • Trabajo fin de grado: 6

Perfil de ingreso:

En cuanto al perfil de acceso, es recomendable que el estudiante posea las siguientes características personales y académicas:

  • nterés por aspectos relacionados con la salud y la calidad de vida
  • Compromiso social
  • Compromiso ético
  • Curiosidad científica
  • Habilidad para las relaciones interpersonales
  • Constancia y responsabilidad en el trabajo
  • Capacidad de trabajo en equipo
  • Capacidad de análisis
  • Capacidad de resolución de problemas y toma de decisiones
  • Competencia en expresión oral y escrita
  • Competencia en herramientas informáticas básicas

Salidas profesionales:

El ejercicio profesional de la psicología (ver enlaces) viene contando con cuatro grandes áreas de aplicación:

Psicología clínica:
dedicada al estudio, evaluación y tratamiento de los problemas de comportamiento. Su ejercicio se desarrolla tanto en el sistema sanitario público (vía P.I.R.)(ver apartado enlaces) como en la clínica privada (vía Máster en Psicología de General Sanitaria) (Véase el apartado enlaces para información sobre le Máster) .
Psicología educativa:
dedicada al trabajo en el ámbito escolar y formativo. Cubre las facetas de detección y evaluación de los trastornos escolares, así como el apoyo a los procesos educativos y a la orientación de la enseñanza tanto a nivel público como privado.
Psicología del trabajo:
desarrollada en el ámbito empresarial y de las organizaciones laborales, cubre las tareas de selección y formación del personal, negociación y mediación en el ámbito de las empresas y las organizaciones.
Psicología de la intervención social:
dedicada a los programas sociales, ya sea en el sistema público de los servicios sociales (tercera edad, discapacidades, familia e infancia, inmigrantes, etc) o en cualquier tipo de organización que aborde problemáticas que impliquen actuaciones comunitarias.